jueves, 21 de abril de 2016

PAPEL DEL VETERINARIO EN EL BIENESTAR ANIMAL

En Adervet ejercemos la medicina como especialistas en dermatología veterinaria y nos preocupa la salud y el bienestar animal. Es por ello compartimos este texto que nos ha hecho llegar el Colegio de Veterinarios de Madrid.

la Asociación Mundial Veterinaria (WVA, en sus siglas en inglés) ha elaborado un documento que refleja su posición respecto al papel de los veterinarios en el bienestar animal y que ayuda a comprender el concepto de bienestar en toda su amplitud
POSICIÓN DE LA ASOCIACIÓN MUNDIAL VETERINARIA SOBRE EL PAPEL DEL VETERINARIO EN EL BIENESTAR ANIMAL

Se encuentra ampliamente reconocido que el bienestar animal es un campo de actividad y desarrollo dinámico y multidisciplinar. Su aplicación incluye compromisos científicos y éticos con el bienestar físico y mental de los animales, así como implicaciones éticas en lo que respecta a las necesidades humanas sociales y culturales.

Garantizar el bienestar animal es una misión fundamental, tanto de cada veterinario en particular como de la comunidad veterinaria en general.

En muchas asociaciones veterinarias, este concepto se encuentra articulado en el Código de Conducta (Código Deontológico), Juramento Veterinario u otras declaraciones de compromiso profesional.

Dichas declaraciones se centran en el tema común de que “un veterinario debe estar dedicado al beneficio de la sociedad, la conservación de la fauna y los recursos naturales, evitar el sufrimiento de los animales y procurar y promover su bienestar”.

A medida que ha avanzado el conocimiento científico en el campo del bienestar animal, así como las demandas de la sociedad respecto al cuidado de los animales han crecido, las definiciones comúnmente aceptadas de bienestar animal han ido evolucionando.

Un ejemplo global de ello es que la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) define el bienestar animal dentro de su Código Sanitario para los Animales Terrestres.

Esta definición concluye indicando que el bienestar animal puede evaluarse examinando como ese animal afronta sus condiciones de vida. Es más, puede decirse que un animal se encuentra en un buen estado de bienestar si está sano, confortable, bien nutrido, seguro, es capaz de expresar su comportamiento innato y no está sufriendo situaciones desagradables como dolor, miedo, aburrimiento o angustia.

Esta definición refleja las “Cinco Libertades” que están ampliamente aceptadas como el fundamento de un adecuado bienestar animal y que la Asociación Mundial Veterinaria (WVA) apoya plenamente. El concepto de “Cinco libertades” se puede resumir como:

- Estar libres de padecer sed, hambre y malnutrición
- Estar libres de padecer malestar
- Estar libres de padecer dolor, lesiones y enfermedad
- Ser libres para expresar comportamientos normales
- Estar libres de padecer miedo ni angustia

Tradicionalmente, la comunidad veterinaria se ha centrado en la salud y producción animal como indicadores de bienestar. Cada vez existe un mayor reconocimiento de que un adecuado bienestar animal incluye también la consideración del estado afectivo del animal (cómo se siente) así como la importancia de su comportamiento natural (considerar si el animal expresa comportamientos propios de su especie). 

La Asociación Mundial Veterinaria reconoce la importancia de un adecuado bienestar animal no solo en relación con los animales sino también con los humanos. Es bien reconocido que un buen cuidado de los animales tiene un gran alcance y beneficios positivos en una serie de áreas, incluyendo la salud física y psicológica humana, el desarrollo social, la reducción del hambre y la pobreza, la gestión de desastres y la sostenibilidad del medio ambiente.

Dado que la compresión global y la preocupación por el bienestar animal continúa cambiando, debe hacerlo de igual manera la educación y el papel de la comunidad veterinaria implicada en este campo, incluyendo el apoyo de la Declaración Universal sobre Bienestar Animal.
Posición de la WVA

La Asociación Mundial Veterinaria sostiene que la comunidad veterinaria en general, y cada veterinario en particular, debe mantener un compromiso con el bienestar animal y cumplir con sus obligaciones comodefensores de los animales y líderes en el campo del bienestar.

La implicación del veterinario en el bienestar animal debe abarcar un amplio rango de actividades entre las que se incluyen, sin limitarse a ellas:

- Funciones tradicionales de los veterinarios como la detección de enfermedades, su prevención y el tratamiento de animales enfermos.
- Mejora de la comprensión y el reconocimiento del dolor y su mitigación, así como la aplicación de estándares de buenas prácticas veterinarias que proporcionen una mejora del bienestar animal.
Educar, informar e influenciar a los propietarios de animales,  adiestradores, productores y cuidadores en todo lo referente a las buenas prácticas respecto al cuidado de los animales.
Participación en los proyectos científicos que tengan como objetivo una mejor comprensión del bienestar animal y la aplicación práctica de los resultados obtenidos.
-  Educar e informar a la sociedad en general sobre buenas prácticas de bienestar animal.
Influir en los responsables de la redacción de las leyes, para lograr una mayor protección de los animales y una mejora de su bienestar.
Participación en el desarrollo de políticas de bienestar animal, legislación y la aplicación de sus principios.
- Participación en las evaluaciones de bienestar animal y la supervisión y control de las producciones animales.
- Fomentar aquellos sistemas de garantía que promuevan el mejor estado de bienestar animal.

La WVA respalda el aumento de la integración de la ciencia del bienestar animal en la formación universitaria veterinaria. Las competencias de todos los licenciados en veterinaria desde que terminan sus estudios, deben ser las adecuadas para permitir a los nuevos veterinarios comprometerse con la disciplina del bienestar animal. Igualmente, la profesión veterinaria al completo, necesita integrar avances relevantes en bienestar animal dentro de su continuo desarrollo profesional.