lunes, 21 de noviembre de 2016

¿Por qué vestir a un perro?

Con la llegada del frío y de la lluvia, comienzan a verse las calles llenas de perritos vestidos con jerseys, chubasqueros, cazadoras, sudaderas, gabardinas… y es que ellos también quieren protegerse de las inclemencias del tiempo. 
Es cierto que de unos años a aquí  hemos asistido a un crecimiento del mundo de la moda canina con una oferta actual impresionante en cuanto a modelos para abrigar a nuestros animales. Y podemos encontrar grandes detractores de este tema y auténticos “fashion victim” de esta fiebre de la moda canina.

Tras exponer algunas de las razones por las que puede ser necesario vestir a un perro, espero que los “anti-vestir-perro” puedan encontrar alguna justificación a esta práctica cada vez más habitual. 

Razones por las que un perro puede necesitar una prenda textil:
  • Evitar enfermedades relacionadas con cambios bruscos de temperatura. Actualmente la mayoría de los perros viven en casa con sus propietarios, protegidos de las temperaturas exteriores por la calefacción, salir de un ambiente de 22ºC a una temperatura exterior de 1º puede provocar un resfriado hasta a un perro.
  • Ante lluvia intensa o prolongada ¿Quién mete a su perro después de un paseo en casa? La opción no puede ser dejarle sin paseo.
  • Algunos de nuestros amigos se  niegan a salir a la calle en días de lluvia, un chubasquero puede hacerles más agradable el paseo.
  • En época de muda una camiseta puede disminuir la cantidad de pelo que se acumula en la casa. ¡Por supuesto, esto no sustituye el cepillado del animal!
  • Ante una perra en celo ¿quién se resiste a ponerle una braguita para evitar que vaya manchando allá por donde pase? Aunque nuestra recomendación es la esterilización siempre que no sean hembras de cría. 
  • En algunos perros de exposición de pelo muy largo, puede ser necesario protegerles el pelo con algún atuendo ligero y cómodo

Razones médicas
  • En animales mayores, sobretodo con artrosis, la protección frente al frío puede evitar la agudización de los signos.
  • Evitar hipotermia en perros de muy pequeño tamaño o en perros enfermos. Hay perritos que debido a su pequeño tamaño son incapaces de guardar una temperatura corporal fisiológica si se exponen por breves periodos de tiempo a temperaturas bajas, por lo que es imprescindible protegerles del frío.
  • Empleo como medio de protección en presencia de heridas corporales. Unido a los tratamientos y vendajes veterinarios se pueden emplear camisetas, botas o calcetines, dependiendo de a localización de las lesiones.
  • En animales con enfermedades cutáneas infecto-contagiosas, como puede ser la dermatofitosis. Una camiseta puede ayudar a evitar la diseminación de esporas y disminuir la probabilidad de contagio.
  • En verano una camiseta es una buena manera de prevenir daño solar sobretodo en animales de color blanco y perlo corto

Y una vez creada la necesidad está creada… que cada uno la cubra según su gusto del pero siempre mirando por el bienestar de su animal. Por ello si vamos a vestir a nuestro perro hay que cumplir unas premisas:

  • Asegurarse que la prenda es cómoda y permite una amplia libertad de movimientos.
  • No emplear ropa que le pueda causar rozaduras u otras lesiones.
  • Adaptar el empleo de esta ropa al tipo de vida y  la funcionalidad del animal.
  • Emplear ropa confeccionada con tejidos de cierta calidad. Y 
  • Por supuesto mantener una higiene adecuada tanto del animal como de las prendas empleadas.

viernes, 28 de octubre de 2016

EXISTEN VETERINARIOS DERMATOLOGOS, OFTALMÓLOGOS, ONCÓLOGOS....

LA ESPECIALIDAD EN MEDICINA VETERINARIA EXISTE.
La especialización en veterinaria, existe de la misma manera que en medicina humana, aunque el número de especialistas es mucho más reducido. Existen especialistas en prácticamente todas las ramas de la medicina veterinaria: dermatología, medicina interna, cardiología, oncología, diagnóstico por imagen, cirugía, animales exóticos, patología....
La especialidad está reglada en Europa, a través de los Colegios Veterinarios de la Especialidad correspondiente, ej: European College of Veterinary Dermatology (Colegio Europeo de Dermatología Veterinaria). Que a su vez están controlados por el European Board of Veterinary Specialisation (EBVS).
Para llegar a ser especialista uno debe pasar por una intensa formación en la materia de la mano de un ya especialista o Diplomado Europeo. Dicha formación requiere como en Medicina humana un mínimo de 3 años de formación clínica práctica, además de una amplia y profunda instrucción en dicha materia.
Los tres años de formación deben cumplir unos estándares dictados por el correspondiente Colegio y el órgano superior de supervisión de los colegios (EBVS). El candidato antes de presentarse al examen debe acreditar el haber cumplido todos los requisitos con una extensa casuística que supera los 1200 casos atendidos en dicho periodo de tiempo. Además debe de haber realizado un trabajo de investigación, haber publicado en revistas científicas internacionales, haber dado charlas de formación a otros veterinarios y haber asistido a Congresos y cursos de formación específicos.
Con todos esos requisitos debe presentarse a un examen que dura 2 días y consta de 4 partes en las que se evalúan ampliamente los conocimientos y competencia del candidato. La condición de Diplomado Europeo o de Especialista en la materia concreta sólo se logra si tras todos los requisitos anteriores, el candidato supera dicho examen con una nota superior al 65% en las 4 partes del mismo.
Al final de este proceso se es considerado Especialista en Europa y reconocido como tal en cualquier parte del mundo. La especialización existe, aunque no es bien conocida por muchos propietarios e incluso algunos veterinarios.
En ADERVET somos Especialistas en Dermatología Veterinaria
Link del Colegio Europeo de Dermatología Veterinaria https://ecvd.org/about/ebvs/
Link del EBVS http://ebvs.eu

jueves, 21 de abril de 2016

PAPEL DEL VETERINARIO EN EL BIENESTAR ANIMAL

En Adervet ejercemos la medicina como especialistas en dermatología veterinaria y nos preocupa la salud y el bienestar animal. Es por ello compartimos este texto que nos ha hecho llegar el Colegio de Veterinarios de Madrid.

la Asociación Mundial Veterinaria (WVA, en sus siglas en inglés) ha elaborado un documento que refleja su posición respecto al papel de los veterinarios en el bienestar animal y que ayuda a comprender el concepto de bienestar en toda su amplitud
POSICIÓN DE LA ASOCIACIÓN MUNDIAL VETERINARIA SOBRE EL PAPEL DEL VETERINARIO EN EL BIENESTAR ANIMAL

Se encuentra ampliamente reconocido que el bienestar animal es un campo de actividad y desarrollo dinámico y multidisciplinar. Su aplicación incluye compromisos científicos y éticos con el bienestar físico y mental de los animales, así como implicaciones éticas en lo que respecta a las necesidades humanas sociales y culturales.

Garantizar el bienestar animal es una misión fundamental, tanto de cada veterinario en particular como de la comunidad veterinaria en general.

En muchas asociaciones veterinarias, este concepto se encuentra articulado en el Código de Conducta (Código Deontológico), Juramento Veterinario u otras declaraciones de compromiso profesional.

Dichas declaraciones se centran en el tema común de que “un veterinario debe estar dedicado al beneficio de la sociedad, la conservación de la fauna y los recursos naturales, evitar el sufrimiento de los animales y procurar y promover su bienestar”.

A medida que ha avanzado el conocimiento científico en el campo del bienestar animal, así como las demandas de la sociedad respecto al cuidado de los animales han crecido, las definiciones comúnmente aceptadas de bienestar animal han ido evolucionando.

Un ejemplo global de ello es que la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) define el bienestar animal dentro de su Código Sanitario para los Animales Terrestres.

Esta definición concluye indicando que el bienestar animal puede evaluarse examinando como ese animal afronta sus condiciones de vida. Es más, puede decirse que un animal se encuentra en un buen estado de bienestar si está sano, confortable, bien nutrido, seguro, es capaz de expresar su comportamiento innato y no está sufriendo situaciones desagradables como dolor, miedo, aburrimiento o angustia.

Esta definición refleja las “Cinco Libertades” que están ampliamente aceptadas como el fundamento de un adecuado bienestar animal y que la Asociación Mundial Veterinaria (WVA) apoya plenamente. El concepto de “Cinco libertades” se puede resumir como:

- Estar libres de padecer sed, hambre y malnutrición
- Estar libres de padecer malestar
- Estar libres de padecer dolor, lesiones y enfermedad
- Ser libres para expresar comportamientos normales
- Estar libres de padecer miedo ni angustia

Tradicionalmente, la comunidad veterinaria se ha centrado en la salud y producción animal como indicadores de bienestar. Cada vez existe un mayor reconocimiento de que un adecuado bienestar animal incluye también la consideración del estado afectivo del animal (cómo se siente) así como la importancia de su comportamiento natural (considerar si el animal expresa comportamientos propios de su especie). 

La Asociación Mundial Veterinaria reconoce la importancia de un adecuado bienestar animal no solo en relación con los animales sino también con los humanos. Es bien reconocido que un buen cuidado de los animales tiene un gran alcance y beneficios positivos en una serie de áreas, incluyendo la salud física y psicológica humana, el desarrollo social, la reducción del hambre y la pobreza, la gestión de desastres y la sostenibilidad del medio ambiente.

Dado que la compresión global y la preocupación por el bienestar animal continúa cambiando, debe hacerlo de igual manera la educación y el papel de la comunidad veterinaria implicada en este campo, incluyendo el apoyo de la Declaración Universal sobre Bienestar Animal.
Posición de la WVA

La Asociación Mundial Veterinaria sostiene que la comunidad veterinaria en general, y cada veterinario en particular, debe mantener un compromiso con el bienestar animal y cumplir con sus obligaciones comodefensores de los animales y líderes en el campo del bienestar.

La implicación del veterinario en el bienestar animal debe abarcar un amplio rango de actividades entre las que se incluyen, sin limitarse a ellas:

- Funciones tradicionales de los veterinarios como la detección de enfermedades, su prevención y el tratamiento de animales enfermos.
- Mejora de la comprensión y el reconocimiento del dolor y su mitigación, así como la aplicación de estándares de buenas prácticas veterinarias que proporcionen una mejora del bienestar animal.
Educar, informar e influenciar a los propietarios de animales,  adiestradores, productores y cuidadores en todo lo referente a las buenas prácticas respecto al cuidado de los animales.
Participación en los proyectos científicos que tengan como objetivo una mejor comprensión del bienestar animal y la aplicación práctica de los resultados obtenidos.
-  Educar e informar a la sociedad en general sobre buenas prácticas de bienestar animal.
Influir en los responsables de la redacción de las leyes, para lograr una mayor protección de los animales y una mejora de su bienestar.
Participación en el desarrollo de políticas de bienestar animal, legislación y la aplicación de sus principios.
- Participación en las evaluaciones de bienestar animal y la supervisión y control de las producciones animales.
- Fomentar aquellos sistemas de garantía que promuevan el mejor estado de bienestar animal.

La WVA respalda el aumento de la integración de la ciencia del bienestar animal en la formación universitaria veterinaria. Las competencias de todos los licenciados en veterinaria desde que terminan sus estudios, deben ser las adecuadas para permitir a los nuevos veterinarios comprometerse con la disciplina del bienestar animal. Igualmente, la profesión veterinaria al completo, necesita integrar avances relevantes en bienestar animal dentro de su continuo desarrollo profesional.







martes, 2 de febrero de 2016

Importancia de la vacunación en perros y gatos

La vacunación es un tema muy importante tanto en animales como en personas y aunque el tema no es de dermatología veterinaria, su interés nos hace ofrecer esta información.
Recientemente se publicado la revisión actualizada de la Guía de las Buenas Prácticas de Vacunación para perros y gatos, realizada por el Vaccination Guidelines Group (VGG) de la World Small Animal Veterinary Association (WSAVA). Consideran dos tipos de vacunas: las imprescindibles y las no imprescindibles.
Las imprescindibles son aquellas que incluyen enfermedades frente a las que todo animal debe estar protegido por su importancia global y para ello de be recibir una correcta inmunización de cachorro y los recuerdos adecuados a lo largo de su vida. 
En perros las vacunaciones imprescindibles, que deben aplicarse a toda la población canina mundial serían frente al virus del moquillo, adenovirus (tipos 1 y 2) y parvovirus. 
En gatos las vacunas imprescindibles serían frente a la panleucopenia felina, herpesvirus 1 y calicivirus. 
La importancia de la vacunación frente a Leucemia felina es controvertida, pero es imprescindible en gatos con acceso al exterior, que convivan con otro gato con acceso al exterior y por supuesto en colectividades. 

Las vacunas no imprescindibles, significa que su importancia depende de su incidencia en  el lugar geográfico o por los hábitos de vida del animal. Por ejemplo, hay muchos países libres de la enfermedad de la rabia, pero España es un país en riesgo y se debe vacunar regularmente a todos los animales tanto por salud animal como humana. 

En la guía también recomiendan los intervalos de administración de las vacunas y sus recuerdos. En cachorros se recomienda iniciar vacunación entre las 6-8 semanas y revacunar incluso hasta 4 veces hasta los 4 meses con un recuerdo a los 6 meses. Si se emplean vacunas vivas (modificadas o atenuadas) los recuerdos pueden extenderse hasta cada 3 años. Mientras en caso de vacunas muertas o inactivadas esto debe realizarse anualmente. La selección de las vacunas a veces depende de su comercialización en el país de aplicación. 

Otro tema importante que abordan es el del Sarcoma asociado al punto de vacunación en gatos, recomendando activamente no aplicar ninguna vacuna y ningún otro producto en la región interescapular de gatos. Se deben emplear otros puntos de administración subcutánea.

  • El riesgo del un sarcoma de punto de inoculación debe ser valorado en función del beneficio de la vacunación. Se estima que la prevac¡lencia de este sarcoma es de 1 entre 5000 a 12.500 gatos vacunados. 
  • Se debe evitar la aplicación de vacunas con adyuvantes siempre que sea posible. 
  • No se deben aplicar vacunas (en especial con adyuvantes) ni otros inyectables en el área interescapular. 
  • Las vacunas deben administrarse vía subcutánea (no intramuscular) en otras áreas accesibles del animal (evitar la auto-inyección accidental del producto por dificultad de contención del animal)
  • Rotar el punto de inoculación del producto en cada ocasión 
  • Comunicar los casos sospechosos de Fibrosarcoma del punto de inoculación por la vía adecuada de notificación a la autoridad competente (en España a la agencia del medicamento) o al laboratorio para su conocimiento
Para más información y lectura de la guía, actualmente sólo en inglés: 


http://www.wsava.org/sites/default/files/WSAVA%20Vaccination%20Guidelines%202015%20Full%20Version.pdf