martes, 27 de mayo de 2014

Intolerancia al gluten y algo más

Hoy es el día nacional del celiaco. 

Los celiacos son personas intolerantes al gluten, con un componente genético importante. El gluten lo contienen algunos cereales como el trigo, el centeno y la cebada, así que las personas celiacas no pueden ingerir estos ingredientes que se encuentran en numerosos alimentos. 

Cada vez se diagnostican más personas con esta patología, incluso en edad avanzada. Algo importante en cualquier “alergia alimentaria” es que incluso mínimas cantidades de la sustancia son capaces de provocar reacción en el individuo afectado. Por ejemplo, si cocinamos pasta normal, removemos con una cuchara y posteriormente introducimos esa misma cuchara en otra olla donde se cueza pasta sin gluten, se produce contaminación y la persona celiaca puede sufrir las consecuencias. Parece mentira que una cantidad tan mínima pueda provocar esa reacción, pero es así y por ello todas las personas que rodean al celiaco deben estar muy concienciadas de dicha patología y cuidarle evitando cualquier posible contaminación. Ej: en la mesa no cortar el pan o pasarlo por encima de los platos, no mojar pan en las salsas en platos comunitarios, no untar mantequilla directamente desde la pastilla original etc. En los restaurantes se debe avisar al cocinero y asegurarse de que no se va a producir ningún tipo de contaminación, el celiaco puede comer patatas, pero si se fríen en aceite donde también se fríen croquetas enfermará.

Tal vez sea un poco incómodo, pero una vez habituado es una enfermedad muy aceptable, ya que lo único que requiere es una dieta de evicción de dicho ingrediente. Pero es necesario que la familia, los amigos y la sociedad colaboren para la salud de dichas personas. 


De lo comentado sobre esta enfermedad se puede hacer una traducción al mundo animal cuando luchamos frente a una alergia alimentaria. Cuando investigamos una alergia y administramos una dieta hipoalergénica a nuestro  perro o gato, cualquier otro alimento en la cantidad más mínima puede interferir con la prueba y provocar los signos clínicos que queremos evitar. Si tu animal se somete a una dieta de eliminación, esta debe ser estricta y no se le pueden dar chuches, ni ningún otro alimento. Es frecuente en la consulta que el propietario nos diga: <> Recordad la cuchara que remueve los espaguetis normales y que puede enfermar al celiaco. Las alergias son problemas serios y hay que seguir rigurosamente las indicaciones del veterinario y las recomendaciones del dermatólogo veterinario.
En relación al gluten, se ha descrito una enteropatía sensible al gluten en Setter Irlandés, también con un componente genético importante.  Pero no se ha demostrado en otros individuos y aunque parece que está de moda, no es necesario dar a nuestros animales piensos libres de gluten.

Quiero agradecer desde estas líneas a todos los familiares y amigos de celiacos, la sensibilidad que tienen con este problema y el mimo y cuidado que prestan cuando comen con el celiaco. A mi me emociona ya que lo vivo en primera persona. 

Y por supuesto, agradecer a todos los propietarios de mascotas con alergias los cuidados que prodigan a sus animales, ya que no es fácil convivir con la alergia.