jueves, 9 de octubre de 2014

III Jornada Dermatología Veterinaria ADERVET

El martes 30 de septiembre tuvo lugar la III Jornada Científico-Social ADERVET de Dermatología Veterinaria.

Bajo el Título “Dermatología: De lo común al más allá de lo habitual” se reunieron más de 100 veterinarios y casi 40 alumnos de último año, en el salón de Actos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.

La presentación de la jornada corrió a cargo del Dr. Ángel Sainz, Vicedecano de estudiantes y de Relaciones Internacionales

Junto al programa científico el programa social incluyo la comida en la cafetería de la Facultad, dos pausas café y la actuación de “Fabiolo” el tenista más pijo del momento encarnado por Rafael Maza  https://www.youtube.com/watch?v=oeAJvhbtNtM

El programa científico abarcó las siguientes charlas:
  • Manejo práctico de las otitis externas: diagnóstico y tratamiento
  • Los imprescindibles en el diagnóstico y tratamiento del perro con alopecia.
  • El más allá de la antibioterapia en el pioderma canino
  • Enfermedades cutáneas poco frecuentes: Dermatosis ulcerativa idiopática felina
  • Puntos clave en el diagnóstico de enfermedades dermatológicas en la especie felina.
  • Enfermedades cutáneas poco frecuentes:  presentaciones clínicas del linfoma cutáneo
  • Enfermedades cutáneas poco frecuentes: Paniculitis idiopática nodular estéril.


Las charlas fueron impartidas por la Dra. Carmen Lorente Méndez, Diplomada del European College of Veterinary Dermatology (ECVD) y por Patricia Ruíz Tapia, residente del ECVD. 

También se habló de la Especialización a través de los Colegios Europeos de especialización, de la Sociedad Europea de Dermatología y se presentó el próximo Congreso Mundial de Dermatología Veterinaria que tendrá lugar en junio del 2016 en Burdeos.

Todos los asistentes recibieron su diploma y se proporcionó un link para poder descargar las charlas presentadas. 


Royal Canin, Zoetis, Alergovet y Henry Schein colaboraron en el evento

martes, 27 de mayo de 2014

Intolerancia al gluten y algo más

Hoy es el día nacional del celiaco. 

Los celiacos son personas intolerantes al gluten, con un componente genético importante. El gluten lo contienen algunos cereales como el trigo, el centeno y la cebada, así que las personas celiacas no pueden ingerir estos ingredientes que se encuentran en numerosos alimentos. 

Cada vez se diagnostican más personas con esta patología, incluso en edad avanzada. Algo importante en cualquier “alergia alimentaria” es que incluso mínimas cantidades de la sustancia son capaces de provocar reacción en el individuo afectado. Por ejemplo, si cocinamos pasta normal, removemos con una cuchara y posteriormente introducimos esa misma cuchara en otra olla donde se cueza pasta sin gluten, se produce contaminación y la persona celiaca puede sufrir las consecuencias. Parece mentira que una cantidad tan mínima pueda provocar esa reacción, pero es así y por ello todas las personas que rodean al celiaco deben estar muy concienciadas de dicha patología y cuidarle evitando cualquier posible contaminación. Ej: en la mesa no cortar el pan o pasarlo por encima de los platos, no mojar pan en las salsas en platos comunitarios, no untar mantequilla directamente desde la pastilla original etc. En los restaurantes se debe avisar al cocinero y asegurarse de que no se va a producir ningún tipo de contaminación, el celiaco puede comer patatas, pero si se fríen en aceite donde también se fríen croquetas enfermará.

Tal vez sea un poco incómodo, pero una vez habituado es una enfermedad muy aceptable, ya que lo único que requiere es una dieta de evicción de dicho ingrediente. Pero es necesario que la familia, los amigos y la sociedad colaboren para la salud de dichas personas. 


De lo comentado sobre esta enfermedad se puede hacer una traducción al mundo animal cuando luchamos frente a una alergia alimentaria. Cuando investigamos una alergia y administramos una dieta hipoalergénica a nuestro  perro o gato, cualquier otro alimento en la cantidad más mínima puede interferir con la prueba y provocar los signos clínicos que queremos evitar. Si tu animal se somete a una dieta de eliminación, esta debe ser estricta y no se le pueden dar chuches, ni ningún otro alimento. Es frecuente en la consulta que el propietario nos diga: <> Recordad la cuchara que remueve los espaguetis normales y que puede enfermar al celiaco. Las alergias son problemas serios y hay que seguir rigurosamente las indicaciones del veterinario y las recomendaciones del dermatólogo veterinario.
En relación al gluten, se ha descrito una enteropatía sensible al gluten en Setter Irlandés, también con un componente genético importante.  Pero no se ha demostrado en otros individuos y aunque parece que está de moda, no es necesario dar a nuestros animales piensos libres de gluten.

Quiero agradecer desde estas líneas a todos los familiares y amigos de celiacos, la sensibilidad que tienen con este problema y el mimo y cuidado que prestan cuando comen con el celiaco. A mi me emociona ya que lo vivo en primera persona. 

Y por supuesto, agradecer a todos los propietarios de mascotas con alergias los cuidados que prodigan a sus animales, ya que no es fácil convivir con la alergia. 


martes, 20 de mayo de 2014

Dermatología Veterinaria: Alergia alimentaria y piensos de hidrolizados proteicos

En las dietas de eliminación a base de hidrolizados proteicos, la proteína se degrada en péptidos y aminoácidos por enzimas proteolíticas. Esta estrategia se lleva empleando durante mucho tiempo y de forma eficaz en niños con alergia a la leche de vaca y ya desde hace unos años se ha trasladado al campo de las alergias alimentarias de perros y gatos.

La mayoría de los alergenos son proteínas y su peso molecular o “tamaño”  se mide en Daltons. Un KiloDalton (kDalton) es el equivalente a 1000 Daltons. Las proteínas están formadas por péptidos y los péptidos por aminoácidos. Los aminoácidos son la unidad mínima de la que están formadas las proteínas. El peso molecular medio de una proteína es de 53kDaltons, o 53.000 Daltons, mientras que el peso molecular de un aminoácido es de 110 Daltons.  Se ha demostrado que las proteínas o los péptidos con un peso molecular entre 14 y       40 kDaltons suelen ser los más alergénicos. 

Los alergenos al penetrar en el organismo activan células cargadas de sustancias inflamatorias que desencadenan la aparición del picor y todos los signos asociados a la alergia. Sin embargo, los péptidos por debajo de los 10kDa  no suelen tener capacidad de producir la activación de la reacción inflamatoria. Por debajo de estos 10kDa, cuanto más pequeño es el tamaño molecular, es decir, cuanto más hidrolizada esté la proteína, menor es su capacidad alergénica.

Aunque tradicionalmente, las dietas caseras de proteínas noveles han sido consideradas el gold standard de las dietas de eliminación, se ha demostrado que el valor diagnóstico de las dietas de hidrolizados proteicos es muy similar e incluso superior al de las dietas de eliminación caseras. Las dietas caseras no están bien equilibradas y pueden producir deficiencias nutricionales, vitamínicas o minerales, por lo que actualmente la mayoría de los dermatólogos recomendamos el empleo de dietas comerciales de hidrolizados proteicos para la confirmación o descarte de una alergia alimentaria.
Un tema controvertido es el empleo de dietas de hidrolizados de proteínas a las que es alérgico el animal. En un animal alérgico al pollo o la soja, ¿podemos emplear una dieta de hidrolizados proteicos cuya fuente proteica es el pollo o la soja?  Pues la mayoría de los estudios documentan  que la alimentación con pollo o soja hidrolizado mejora la condición en animales alérgicos a estos ingredientes y no desencadenan signos clínicos en los mismos. Con eficacia demostrada en más del 90% de los perros alérgicos a esos alimentos. 

Algo muy importante es tener detrás una marca de confianza que garantice durante el procesado una perfecta limpieza de toda la maquinaria para evitar la contaminación con posibles ingredientes alérgicos. Cada vez hay una mayor proliferación de piensos que se etiquetan como hipoalergénicos procedentes de casas comerciales sin valor prescriptivo, por lo que hay que extremar la prudencia en la interpretación de pruebas de eliminación realizadas con dichos alimentos.


Una dieta de eliminación es una prueba diagnóstica que debe ser supervisada e interpretada por el veterinario. 
Consulta siempre a tu veterinario y recuerda que los especialistas dermatólogos facilitamos la comprensión, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la piel.

viernes, 9 de mayo de 2014

Piensos hipoalergénicos - qué hay de verdad en lo que se anuncia

Hoy en día proliferan los piensos que se autodenominan hipoalergénicos con un gran afán comercial en todo ello, mucha “información” virtual y poca información científica y verídica sobre ello. 
Cierto que la alergia alimentaria existe y su incidencia va en aumento, aunque sea la menos frecuente de las tres principales alergias: a la picadura de pulgas, alimentaria y ambiental. 
Los signos clínicos de una alergia alimentaria pueden ser controlados con una dieta a la que no sea sensible el animal. Sin embargo, es muy difícil identificar cuales son los ingredientes desencadenantes y para confirmar o descartar el problema se debe hacer administrar una dieta que podamos confiar que no da alergia al animal, a la que llamaremos dieta de eliminación. 

Una dieta de eliminación es una dieta constituida por ingredientes a los que el animal supuestamente no es alérgico (dietas de proteínas noveles) o que no son capaces de inducir una respuesta alérgica (dietas a base de proteínas hidrolizadas). 

Proteínas noveles se consideran aquellas proteínas a las que el animal no ha estado expuesto, es decir que no ha ingerido en ningún momento de su vida.  
Proteínas hidrolizadas son proteínas que han sufrido un proceso de hidrólisis enzimática por el cual se fragmentan para conseguir fracciones proteicas tan pequeñas que son incapaces de inducir una respuesta alérgica. 

Las dietas de eliminación a base de proteína novel se basan en que si no hay exposición previa a un alergeno no puede haber sensibilidad al mismo. Tradicionalmente las dietas caseras a base de proteínas noveles han sido las empleadas para el diagnóstico de la alergia alimentaria, hasta la aparición de las dietas de hidrolizados proteicos. Sin embargo, el empleo de dietas comerciales de proteínas noveles para el diagnóstico de alergia alimentaria no es recomendable, ya que pueden inducir a importantes errores diagnósticos por los siguiente motivos:
1.- Durante el procesado de los alimentos comerciales húmedos o secos (lata o pienso) se producen cambios en la estructura terciaria de las proteínas, que pueden provocar la aparición de  nuevos elementos alergénicos no contemplados y provocar errores diagnósticos
2.-El etiquetado de muchos de estos piensos no se ajusta a la realidad, según demostró recientemente un estudio que comprobó la presencia de carne de vacuno y soja en piensos cuya etiqueta indicaba la exclusiva presencia de carne de venado como fuente proteica. 
3.- Hasta el momento, los alergenos alimentarios más frecuentes procedían de carne de vaca, trigo, huevos, maiz, soja, pollolácteos y sus derivados, en perros y en los gatos vacuno, lácteos, pescado y cordero. El empleo indiscriminado de alimentos con fuentes proteicas no habituales (venado, avestruz, salmón, pescado...) hace que los animales de constitución alérgica desarrollen alergia a estos ingredientes y dificulta la selección posterior de ingredientes para una dieta de eliminación. 
Tras lo anteriormente expuesto, el autor recomienda que si se decide optar por una dieta de eliminación a base de proteínas noveles se emplee siempre una dieta casera. Por otro lado una dieta casera no es una dieta bien equilibrada, por lo que nuestra recomendación es el empleo de dietas comerciales a base de hidrolizados proteícos. 
En una segunda parte hablaremos de los piensos de proteína hidrolizada para el diagnóstico de la alergia alimentaria.

Tu veterinario es el único que puede aconsejarte sobre la fiabilidad de las dietas a administrar a tu perro o gato. Antes de comprar un pienso supuestamente hipoalergénico consulta a tu veterinario. 

viernes, 21 de marzo de 2014

Dermatología Veterinaria en el gato: Complejo Granuloma Eosinofílico (CGE)

Con el nombre Complejo Granuloma Eosinofílico (CGE) se designan un grupo de lesiones inflamatorias crónicas localizadas en labios, mucosa oral y piel de los gatos y que suelen estar inducidas por enfermedades que producen prurito (picor):
  • Ulcera indolente felina, también llamada úlcera eosinofílica: se localiza en el labio superior uni o bilateralmente. Se caracteriza por ulceración bien definida de bordes elevados, no suele ser pruriginosa o dolorosa para el gato pero si es muy agresiva y preocupante. ¡
  • Placa eosinofílica: localización principalmente en la piel abdominal, también en extremidades, cara y cavidad oral. Lesión caracterizada por placas elevadas, alopécicas, brillantes y exudativas muy pruríginosas, con áreas blanquecinas.
  • Granuloma eosinofílico, granuloma linear o granuloma colagenolítico: lesiones lineares o nodulares localizadas en extremidades, barbilla, oreja, puente de la nariz, cavidad oral. Lesiones alopécicas, elevadas, amarillentas a rosáceas, bien circunscritas.
¡Importante! Complejo Granuloma Eosinofílico no es un diagnóstico, es un patrón lesional específico del gato, es decir, es una forma característica de reacción de la piel del gato frente a un proceso inflamatorio-pruriginoso crónico.

Las lesiones del CGE pueden confundirse con otros procesos, como heridas, granulomas bacterianos o fúngicos y neoplasia. Lo primero es diagnosticar estas lesiones como pertenecientes al CGE y para ello el veterinario se basa en los datos clínicos y en pruebas como la citología e incluso puede ser necesario realizar una biopsia. Una vez confirmada la existencia de una lesión del CGE, lo siguiente es diagnosticar la enfermedad que la produce que suele ser de origen parasitario o alérgico.

El veterinario se asegurará de la ausencia de parásitos externos y para ello realizará algunas pruebas, a veces es complicado localizar estos parásitos y lo habitual es realizar un tratamiento frente a ellos y si no se obtiene respuesta se iniciará el protocolo de diagnóstico de enfermedades alérgicas.

 La dermatología es compleja, debido a que muchas enfermedades pueden presentar las mismas características clínicas y lesionales y lo más importante  es no tratar no tener el diagnóstico. Es por ello que recurrir a un especialista en dermatología es el camino más rápido, efectivo y seguro para poder resolver la enfermedad de la piel de nuestros animales.  El especialista dermatólogo es una prolongación del veterinario de cabecera y el trabajo conjunto complementa y mejora la atención medica que reciben nuestros animales. 



jueves, 6 de marzo de 2014

Dermatóloga Veterinaria - Dra. Lorente


Nací en Madrid y desde bien pequeña quise ser veterinaria, podría tener 6 años y decidí estudiar mucho para poder hacer realidad mi sueño. Así que tras 5 años maravillosos e intensos de vida universitaria, con 23 años recién cumplidos, acabé la carrera, y me desplacé a vivir a Cercedilla. Tras ejercer casi un año como veterinaria libre dedicándome tanto a grandes como a pequeños animales decidí montar la “Clinica Veterinaria Cercedilla” y especializarme en animales de compañía. Para ello dediqué mucho tiempo a seguir estudiando y formándome, acudiendo a numerosos, cursos, seminarios y congresos. 

Una vez conseguida una buena formación como generalista, descubrí la dermatología y me apasionó. De la misma manera que con 6 años decidí ser veterinaria, en ese momento me dije que llegaría a ser especialista en dermatología. Comencé con un Master de Dermatología en Luxembrugo durante dos años y haciéndome adicta a todos los cursos y Congresos de Dermatología tanto nacionales como Europeos. Pero quería más, y decidí convertirme en Diplomada en Dermatología por el European College of Veterinary Dermatology, el único título que te acredita como verdadero especialista. No era sencillo, era un gran reto, pero a pesar de mis obligaciones docentes y como madre, estaba dispuesta a trabajar duro para conseguido.

En el año 2000 me ofrecieran el puesto de Profesora Titular de Dermatología y Responsable del Servicio en el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad CEU Cardenal Herrera. Así que dejé Cercedilla y mi clínica para desplazarme a Valencia donde ejercí hasta 2007. Durante esos años me Doctoré en Veterinaria, por ello luzco orgullosa el título de Dra. delante de mi nombre y conseguí finalizar la Residencia Europea en Dermatología. Fueron unos maravillosos años, donde disfrute transmitiendo todo mi conocimiento a mis alumnos, para mí es un placer impartir clases. También fueron años de intensa camaradería con mis compañeros de los que guardo un gran recuerdo y fuertes amistades. Mis hijos se hicieron adolescentes en Valencia y disfrutamos enormemente de esa tierra llena de sol que tan bien nos acogió. Pero……

Madrid, mi familia y el sueño de montar el primer centro de Dermatología Veterinaria fueron más fuertes y así dejé Valencia, a mis compañeros y la vida Universitaria en 2007 para montar el “Centro de Dermatología Veterinaria ADERVET”, ya como Diplomada en Dermatología por el ECVD, que actualmente dirijo y desde el que doy solución a los problemas dermatológicos de cientos de animales. Desde finales del 2013, ADERVET tiene también consultas no sólo en Madrid, si no también en Valencia y Sevilla.


No es fácil conseguir los sueños en la vida, pero es posible, Y no es fácil llegar a ser especialista en dermatología y por ello ta sólo hay 4 personas en toda España hemos llegado a conseguir este Título de Especialidad. Llegar a ser Especialista en Dermatología ha supuesto mucho esfuerzo y sacrificio, pero ha merecido la pena. Disfruto enormemente de mi trabajo y mi mayor recompensa es resolver con mi trabajo los problemas de piel de mis pacientes y con ello mejorar la vida de muchos animales y sus propietarios.

Algo también muy importante es transmitir el conocimiento adquirido y aunque actualmente no trabajo en la Universidad, compagino el ejercicio clínico de la Dermatología con mi faceta como conferenciante y profesora en numerosos cursos, seminarios, charlas y congresos con el fin de seguir transmitiendo todo el conocimiento absorbido en estos años a otros compañeros de profesión.


Como resumen a esta, mi locura por la dermatologíaAmo a los animales, mi profesión y la vida


Carmen Lorente 

jueves, 20 de febrero de 2014

Pruebas de alergia. Cuándo son necesarias??

Las enfermedades alérgicas son una de las enfermedades más frecuentes que podemos encontrar en perros y gatos, Se estima que la dermatitis atópica o alergia ambiental puede afectar del 10 al 20% de la población canina.

El signo principal de estas enfermedades es el prurito o picor y su diagnóstico es complejo. No existen pruebas específicas para su diagnóstico y este debe realizarlo el veterinario clínico en base a una anamnesis amplia y detallada, a los signos clínicos presentes en el animal y sobre todo al descarte de otras enfermedades como los ectoparásitos que pueden provocar un cuadro pruriginoso similar.

Sin embargo todo el mundo ha oído hablar de las pruebas alérgicas y piensa que hay pruebas que diagnostican la enfermedad. Lo cual no es cierto.

Efectivamente hay pruebas que pueden realizarse en sangre o en la piel del animal para identificar las sustancias a las que es alérgico el animal (alergenos). Estas pruebas sólo deben emplearse cuando queremos tratar la dermatitis atópica con una “vacuna” alergeno específica y para ello necesitamos identificar las sustancias a las que es alérgico el animal.

En las pruebas en sangre se identifican IgE (anticuerpos) frente a las sustancias a las que es alérgico el individuo y en teoría si un individuo es alérgico, por ejemplo al polen del olivo debe tener IgE elevadas frente a este polen, sin embargo en la práctica no ocurre siempre así. 


Hay perros que pueden dar positivos en estas pruebas y sin embargo no ser alérgicos y podemos encontrar perros alérgicos que sin embargo no tengan elevadas estas IgE específicas y den negativos. 
Por ello, estas pruebas, que son costosas, deben realizarse exclusivamente cuando el dermatólogo veterinario haya confirmado = diagnosticado dermatitis atópica y de común acuerdo con el propietario se haya decidido tratar la enfermedad con inmunoterapia alergeno-específica = vacuna. Para elabora la "vacuna" necesitamos que ingredientes debemos incluir. Y estas pruebas permiten identificar las sustancias con las que elaborar vacuna. 
El objetivo de la "vacuna" es acostumbrar al animal atópico a las sustancias que le provocan la alergia para que su cuerpo no reaccione exageradamente al contacto con ellas.
No se deben realizar estas pruebas si después no se va a hacer la “vacuna”. Las pruebas tienen un coste importante, sobre los 200€ y al propietario de un perro atópico no le serviría prácticamente de nada saber que su perro es alérgico a los ácaros del polvo si no se va a emplear una inmunoterapia alergeno específica como tratamiento.


jueves, 13 de febrero de 2014

Oda a una pulga

Una pulga que nació
En Madrid, vasta ciudad,
Disfrutando por el parque,
Que Buen Retiro se llama,
Paseaba muy ufana,
Saltando como un cohete
Sin andarse por las ramas.
Le gustaba la "Sabana",
De la hierba bien tupida,
Donde a veces se escondía.
Esperando un portador
No le gustaba un señor,
A los perros prefería,
Si tenía hambre comía,
Y buscaba, con encanto,
Aquellas partes del cuerpo
Que a ella le gustaban tanto.
Y como buena estratega,
Si el can molesto rascaba,
Ella muy lejos estaba
De donde sentía el picor.
Así siempre de esta guisa
Repartía sus sonrisas
A las pulgas mas novatas,
Nunca metía la pata,
Sabiendo bien promediar
Las molestias a sus canes.
De los felinos huía,
Aunque a veces por volar
Se enrolaba en aventuras
De algún gatito picar.
Más dejando singladuras,
Que pocas veces usaba,
El perro se convertía
En su hábitat natural,
Que es donde mejor vivía.
Y ella muy ducha sabía
La manera y el lugar
Donde el perro pernoctaba.
A casa le acompañaba,
Cuando el tiempo era inclemente,
Y dormía displicente
Refugiada en la pelambre
Del ingenuo portador.
Vivía como un señor,
En la frase mas certera
Que las pulgas acuñaron,
Pues les daba envidia sana
Que tuviera buenas camas,
Y esa vida distendida.
Pues sin haber estudiado
Era un compendio completo
De como sobrevivir
En un medio tan hostil.
En esto daba Lecciones,
Logrando celebridad,
Llegando a ser tan famosa
Cual la pulga de Charlot
O aquella de La Chelito.
Que nunca supo encontrar.

                                 Antonio Lorente

miércoles, 8 de enero de 2014

Dermatología Veterinaria

Una de las mayores preocupaciones de los propietarios de animales con problemas o enfermedades de piel es la posible transmisión de la enfermedad a las personas u a otros animales.
¿Son las enfermedades de la piel contagiosas?
Aunque pueda parecer extraño la mayoría de las enfermedades de la piel no son contagiosas ni para las personas, ni para los animales. Aún así siempre es preferible tomar las precauciones necesarias para evitar un posible contagio.
En el caso de animales con heridas o bultos sangrantes o supurantes hay que tener mucha precaución y evitar un contacto directo con dichas heridas que podrían estar producidas por agentes infecciosos contagiosos, pero estos procesos son muy poco frecuentes, casi excepcionales.

Dos enfermedades muy frecuentes y contagiosas son la sarna sarcóptica y la dermatofitosis



La sarna sarcóptica es una enfermedad parasitaria producida por un pequeño ácaro llamado 

Sarcoptes scabiei que es adquirido por contacto 
directo con otros animales parasitados perros, zorros, conejos…  Últimamente estamos viendo bastantes casos, sobre todo en animales que transitan en zonas con fauna salvaje. Pero aunque contagiosa, bien diagnosticada y tratada no tiene mucha complicación. La enfermedad se caracteriza por un picor extremo principalmente en codos, orejas y zonas ventrales del cuerpo del animal. En personas puede cursar con pequeños granitos muy pruriginosos, pero incluso conviviendo con el animal no suele ser muy frecuente la infestación de las personas, a no ser que haya un contacto extremadamente estrecho. Como al sarcoptes le gusta más el perro que las personas, una vez tratada la enfermedad en el animal, el bicho no es capaz de sobrevivir en el humano. Lo más importante diagnosticar y tratar a tiempo para resolver la enfermedad en el animal lo antes posible yevitar el contagio a otros animales y personas. 



Más problemática es la dermatofitosis o tiña de los animales ya que el contagio se produce no solo por contacto directo, si no por contacto con el medio en el que habita el animal infectado. El tratamiento de esta enfermedad es mucho más largo que el de la anterior y si hay infección en las personas estas deben ser tratadas también. Hay que tener en cuenta que no siempre el animal es el foco de infección y que la infección puede contraerse del medio ambiente e incluso de otras personas. Como siempre lo más importante es diagnosticar cuanto antes la infección. Una vez diagnosticado hay que tratar al animal y el medio ambiente. El tratamiento suele ser largo, como media unos dos meses, por ello es muy importante realizar un correcto diagnóstico y acudir al dermatólogo veterinario.


Recientemente hemos tenido un caso de un gatito recogido de la calle que consiguió infectar a la perrita, a los dueños y toda la casa. Los dueños de gran corazón han estado tratando al animal y le han proporcionado cobijo a la espera que alguien le adopte. Le han hecho una casa de cartón y destinado una habitación en exclusiva para él hasta que se cure del todo y por supuesto han tenido que tratar su casa, a su perra, a ellos mismos y a algún conocido que había pasado por su casa. Desde aquí un abrazo muy fuerte a los protectores de Golfo. Hace falta mucha gente de gran corazón como ellos.