miércoles, 9 de octubre de 2013

Dermatitis por Malassezia

La Dermatitis por Malassezia es un proceso muy frecuente en perros y gatos.  En nuestro Centro de Dermatología ADERVET podemos decir que la dermatitis u otitis por Malassezia puede aparecer en casi un 10% de nuestros pacientes.

Dermatitis sólo significa inflamación de la piel y por si sola no es un diagnóstico. Acompañada de un apellido como por Malassezia ya nos está indicando un diagnóstico.
Que son las Malassezias?: son levaduras, pequeños microorganismos pertenecientes a la familia de los hongos, que se multiplican por gemación.
Pueden vivir en muy pequeño número en determinadas zonas de la piel de los animales sin producir problemas, como en el interior de los oidos, en comisuras labiales, en zona perianal e incluso perigenital, pero cuando proliferan en exceso o las encontramos en otras zonas de la piel significa que ya existe un problema.

Siempre que exista una inflamación de la piel crónica o en zonas con poca aireación donde se acumulan exudados es fácil que proliferen y causen por si mismas enfermedad o empeoren el cuadro ya existente. 

Las zonas más habituales de proliferación son los oidos produciendo otitis por Malasezia, en los pliegues cutáneos: labios, faciales, vulvares, del rabo, de la piel del Shar pei... También es muy frecuente su proliferación en los espacios interdigitales e interalmohadillares y en la base de las uñas, sobre todo en animales alérgicos que se lamen las patas continuamente.

La proliferacion de Malassezia produce eritema o coloración rojiza de la piel y provoca intenso picor, que suele empeorar el cuadro previo existente, suele acompañarse de olor rancio o como a queso y de presencia de abundante exudado. La piel se puede notar grasienta y puede existir un exudado blancuzco o grisáceo. 

Para llegar al diagnóstico es necesario realizar una citología de la piel, la citología es una prueba sencilla aunque necesita un experto al microscopio para poder sacarle todo el partido y consiste en tomar una muestra superficial de la piel con celo, torunda o por presión, teñirla y observarla al microscopio. Las Malassezias las veremos como pequeñas formas redondeadas u ovales, frecuentemente en gemación. El número de esas levaduras es muy importante para el diagnóstico y tienen diverso significado dependiendo de donde hayamos tomado la muestra. 

Lo más importante ante problemas de dermatitis por Malassezia es identificar la causa primaria que la produce y el dermatólogo veterinario juega un papel imprescindible en ello.