domingo, 11 de agosto de 2013

Disertando en Argentina


El 6 de agosto aterricé en suelo argentino con el fin de dar unas conferencias en el Congreso Anual del Colegio de Veterinarios de Buenos Aires y en la jornada Pre-Congreso de la Sociedad Argentina de Dermatología (SADeVe). Desde Buenos Aires viaje en coche hasta Mar del Plata, sede de ambos Congresos. El 7 de agosto aproveché para conocer un poco la zona. Disfruté y recorrí el maravilloso paisaje de las dunas de Pinamar. Carilo y Mar de la Pampa me sorprendieron gratamente con sus calles salvajes de arena. Y el horizonte infinito de la Pampa poblado de grandes rebaños será algo dificil de olvidar.

El 8 de agosto a las 9 de la mañana comenzaba mi maratoniana jornada como ponente.
Programa: 9:00 a 10:30 .- “Diagnóstico y manejo de dermatopatías isquémicas”. 11:00 - 12:30 .- “Enfermedades cutáneas poco frecuentes”. 14:30- 16:00 .- “Importancia de los patrones dermatopatológicos para el clínico”. 16:30-18:00h “Barrera cutánea e importancia del tratamiento tópico en dermatología”.

Más de 120 veterinarios interesados en la dermatología acudieron a la jornada y disfrutaron con las charlas.

Aunque el día fue agotador, la cariñosa acogida de la organización y la satisfacción de los asistentes con las charlas impartidas, fue capaz de reparar el esfuerzo realizado. Así que por la noche acudimos a la cena con los miembros de la SADEVE en un fantástico asador donde pude degustar los cortes más típicos de la carne argentina regados con un estupendo vino tinto.

Al día siguiente comenzaban las 8vas Jornadas Internacionales de Veterinaria Práctica organizadas por el Colegio de Veterinarios de Buenos Aires. Más de 700 veterinarios acuden a estas jornadas repartidas en 6 salas simultáneas donde se tocan todos los campos del trabajo del veterinario: pequeños animales, bovinos y porcinos, caballos, producción avícola, bromatología y animales exóticos. 

Mis charlas comenzaban a las 15:00h con “Puntos clave en el diagnóstico de enfermedades dermatológicas en la especie felina” y terminaron a las 18:30 con “Alopecias no hormonales: cómo diagnosticar y tratar”. La sala con capacidad para más de 300 personas estaba llena y tras las charlas los asistentes participaron activamente con preguntas. 

El despliegue de medios en este Congreso me llamó tremendamente la atención y entre chala y charla fui entrevistada por Televisión rural, por radio Motivar y para la revista del Colegio. Los flashes durante las conferencias tampoco paraban y numerosos compañeros veterinarios incluso deseaban como recuerdo retratarse conmigo. Nunca pensé que pudiese acostumbrarme al destello de tantos flashes, pero cuando una está disfrutando de poder transmitir sus conocimientos, esto pasa a ser un tema muy secundario.

Hoy 10 de agosto es el último día de Congreso y tras disertar (ya hasta adopto el término argentino) a las 9 de la mañana sobre “Protocolo diagnóstico y tratamiento de la dermatitis atópica” y terminar a las 12:30 con “Diagnóstico y tratamiento de las reacciones adversas a los alimentos” he decidido proporcionarme un tiempo de relax con un masaje reparador en el spa del hotel.

Ya terminado el trabajo hemos realizado un pequeño recorrido turístico por Mar del Plata y he podido disfrutar en el puerto de la brisa convertida en viento a la orilla del mar y de la vista de un nutrido grupo de lobos marinos. 

El Colegio de Veterinarios de Buenos Aires nos ha obsequiado poco más tarde en un pequeño y cálido acto con un Diploma de reconocimiento y hemos brindado con cava por el éxito del Congreso. 

Ahora queda la cena y fiesta de fin de Congreso como broche final de estas extraordinarias jornadas. Me llevo un maravilloso recuerdo de las mismas y sobre todo un cariño especial a todos los colegas que con su amabilidad y calidez han conseguido cautivarme.