martes, 23 de abril de 2013

Un caso clínico de Leishmaniosis cutánea


La leishmaniosis es un enfermedad muy frecuente en España que puede manifestarse de numerosas formas. Las formas más graves producen signos clínicos sistémicos y las formas más leves pueden cursar exclusivamente con lesiones cutáneas. La enfermedad se trasmite a través de la picadura de flebotomos que portan la leishmania. 

Os presentamos el caso de Yago, un cruce de Yorkshire de  6 años de edad que llevaba más de un año con una herida en una de sus orejas que no resolvía. Se había tratado con pomadas, curas con Betadine y con antibióticos sin resultado. 







Yago acude a ADERVET remitido por una compañera veterinaria que había conseguido una ligera mejoría de la lesión con antibiótico y había recomendado a los propietarios la visita al especialista.

Explorado en ADERVET se observa una gran úlcera en la cara interna del pabellón auricular derecho y presencia de alopecia con descamación seca en placas en su cara convexa. No se observa ninguna otra lesión cutánea, ni ningún otro signo clínico de enfermedad. Los diagnósticos diferenciales en este caso fueron: Leishmaniosis, Ehrlichiosis, dermatopatía isquémica, vasculitis. 
Tras realizar las pruebas pertinentes se diagnostica Leishmaniosis localizada exclusivamente en oreja derecha y se inicia tratamiento frente a la enfermedad por la compañera que nos envío el caso. Al mes de iniciado el tratamiento se aprecia la resolución completa de todas las lesiones.  

Este es un claro ejemplo de como la colaboración estrecha entre el veterinario de cabecera y el especialista dermatólogo es la forma más eficaz de resolver las enfermedades de la piel de nuestros animales.

Yago agradece a la Clínica Veterinaria Vallecas Villa el haberle remitido a ADERVET y su recuperación. 

Juntos Formamos un Gran Equipo