sábado, 25 de agosto de 2012

De vuelta de vacaciones

ADERVET ha estado de vacaciones del 9 al 21 de agosto, tiempo de relax, de familia, de descanso, de disfrute y desconexión. Todos necesitamos periodos de descanso y el personal de ADERVET, aunque nos encanta nuestro trabajo también lo necesitábamos.

Siempre cuesta pensar en trabajar cuando uno está de vacaciones. Metida en el mar de Asturias, pensaba que no sería capaz de volver a Madrid, a su calor agobiante y al trabajo.

¡Que lejos de la realidad! El paisaje, el cielo, el mar asturiano y los buenos días pasados rodeada de mis hijos, padres, hermanos e inlcuso primos y tías me han hecho recargar las pilas y he vuelto al trabajo llena de energía.

Además abrir la puerta de ADERVET y volver a trabajar con mis pacientes sabiendo que sus visitas al centro suponen la solución de sus dolencias y la mejora de su calidad de vida y la de sus propietarios me hace afrontar cada día de trabajo con muchas ganas, ilusión y optimismo.

En estos días he podido comprobar, en las consultas de revisión, la mejoría y la resolución de las enfermedades de mis pacientes y la satisfacción de sus propietarios y en las nuevas consultas he podido ayudar a otros tantos propietarios seriamente preocupados por la salud de sus mascotas.

Y eso que esta semana ha sido más corta, ya que abrimos el miércoles, pero han sido días de mucho trabajo y ninguno de ellos he conseguido salir de ADERVET antes de las 10:00 de la noche intentando dejar resuelto, tras las consultas, todo lo que se interrumpió en el periodo vacacional. La organización y preparación es fundamental para poder afrontar la nueva avalancha de trabajo.

Ayer la última consulta acabó a las 21:30. La tarde estaba llena de consultas y no cabía ni un alfiler, pero llegó una urgencia (las urgencias en dermatología son raras, pero algna hay) además de una compañera veterinaria y debo agradecer la comprensión de todos los pacientes y propietarios que tuvieron que esperar más de la cuenta a ser atendidos. Pero definitivamente pudimos atender y dejar satisfechos a todos los que acudieron a visitarnos.

Y lo mejor, lo contentos que vienen a verme mis pacientes, ¡Les encanta venir a ADERVET!

Estamos para ayudar a todos los animales con problemas de piel y siempre os recibiremos con nuestro mayor cariño, profesionalidad y buen hacer. Queremos a los animales y queremos su salud.