jueves, 5 de abril de 2012

Un largo paseo

En unas horas, la mayoría, echaremos el cierre y tendremos por delante cuatro merecidos días de descanso. Es momento de disfrutar de y con los nuestros. Y es el momento de poder ofrecer a nuestras mascotas un poquito más de nuestro tiempo.
El paseo, se recomiendan de tres a cinco diarios y de ellos dos deberían ser al menos de media hora, es esencial en la vida de nuestros perros. Por diversos motivos. En primer lugar, porque es el momento en que hacen sus necesidades. Pero también porque es el momento de hacer ejercicio, de disfrutar de autonomía y libertad, de sociabilizar.
El paseo es bueno para combatir el sobrepeso, para gastar energía y estar emocionalmente más sano, para tonificar los músculos y prevenir las enfermedades cardiovasculares… Además, el perro es un animal sociable, necesita relacionarse con otros de su misma especie.
Es importante dar libertad a nuestros canes para olisquear lo que se encuentran, para acercarse a otros animales. Un excesivo control sobre ellos, un continuo “ven aquí”, “deja eso”, “¿qué haces?”, es tan molesto para ellos como puede serlo para ti. Un rato disfrutando del libre albedrío es algo que un individuo de cualquier especie agradece.
Como ves tu perro y tú tenéis mucho en común. Estos días de descanso son una buena oportunidad de alargar estos momentos de complicidad, de darles un toque diferente, de hacerlos doblemente especiales. Dejad de lado los rutinarios horarios laborales, salid al parque, al campo, dad un largo paseo y respirad aire puro...
Ummmh, desde aquí os deseamos que disfrutéis de estos días y no olvidéis: un perro cansado es un perro feliz.