jueves, 30 de agosto de 2012

Las pulgas no solo pican y la enfermedad del arañazo del gato


Durante el 7º Congreso Mundial de Dermatología hubo una charla de E. Breitschwerdt, que me interesó y sorprendió bastante “Detección diagnóstica de especies de Bartonella y otros patógenos poco frecuentes”. 

Edward Breitschwerdt es un veterinario americano con especial interés en enfermedades infecciosas transmitidas por vectores. Mi primer contacto con este autor fue durante los años en que desarrollé mi tesis doctoral sobre ehrlichiosis canina, ya que él es autor de numerosos artículos sobre esta enfermedad. Así que, con ese nombre impronunciable que tiene, cuando da una charla me encanta estar ahí para escucharle. Da gusto poder conocer personalmente a aquellas personas que tantas veces has visto escrito su nombre en el papel.


Bartonella es el nombre de un grupo de bacterias capaz de producir numerosas enfermedades en el hombre, a veces conocidas como enfermedad del arañazo del gato.  Tanto en perros como en personas se han identificado especies de Bartonella como causantes de serias enfermedades como la angiomatosis bacilar, endocarditis, meningitis, encefalitis, hepatitis, artritis y linfadenitis. También se ha identificado la presencia de esta bacteria en algunos hemangiosarcomas y nódulos fibrohistiocíticos del bazo en perros. Lo cual abre una puerta a la investigación de Bartonella como un posible factor desencadenante de los procesos histiocíticos inflamatorios y de las lesiones vasoproliferativas tanto en animales como en personas.

La bacteria que  produce estas enfermedades es muy difícil de identificar y Breitschwerdt y sus colaboradores han realizado numerosas investigaciones al respecto y han desarrollado métodos de diagnóstico efectivos para poder identificar estas bacterias. En sus investigaciones han encontrado que estas bacterias pueden encontrarse en la sangre de numerosos animales domésticos y salvajes que actuarían como portadores (serían animales en los que la bacteria podría no producir enfermedad aparente pero tienen la bacteria en su organismo). La bacteria podría inocularse (transmitirse) a personas u otros animales mediante arañazos, mordiscos o a través de insectos vectores.   

Y aquí llegamos a una razón más en el control de los parásitos externos de nuestros animales, Bartonella puede llegar a nuestro perro o gato a través de la picadura de las pulgas y de la misma manera podría llegar a nosotros. 

Si el animal no está bien protegido frente al ataque de la pulga, puede llevarlas a casa y generar una infestación ambiental, y todos sabemos los serios problemas que esto trae: picaduras en todos los mamíferos que habiten la casa, incluso las personas y el posible desarrollo de  alergias a estas picaduras. Pero incluso más grave sería la transmisión de enfermedades a través de esas picaduras, como pudiese ser, según lo comentado, la posible inoculación de Bartonella u otros agentes patógenos.


Por ejemplo, la llamada enfermedad del arañazo del gato puede producir desde lesiones localizadas en la zona de inoculación de la bacteria o zona del arañazo hasta la extensión de esas lesiones en el área regional o la aparición de signos sistémicos y afección de diferentes órganos y sistemas. Para que el gato pueda inocular esta bacteria debe portarla en su cuerpo y una de las formas de contraerla es a través de las pulgas. Las pulgas son capaces de transmitirlas de un animal a otro y es por ello que es tan importante hacer un buen control de pulgas en todos nuestros animales, no solo para evitar infestaciones molestas y enfermedades alérgicas, si no para evitar también la transmisión de numerosas enfermedades que pueden incluso afectar a los seres humanos.

sábado, 25 de agosto de 2012

De vuelta de vacaciones

ADERVET ha estado de vacaciones del 9 al 21 de agosto, tiempo de relax, de familia, de descanso, de disfrute y desconexión. Todos necesitamos periodos de descanso y el personal de ADERVET, aunque nos encanta nuestro trabajo también lo necesitábamos.

Siempre cuesta pensar en trabajar cuando uno está de vacaciones. Metida en el mar de Asturias, pensaba que no sería capaz de volver a Madrid, a su calor agobiante y al trabajo.

¡Que lejos de la realidad! El paisaje, el cielo, el mar asturiano y los buenos días pasados rodeada de mis hijos, padres, hermanos e inlcuso primos y tías me han hecho recargar las pilas y he vuelto al trabajo llena de energía.

Además abrir la puerta de ADERVET y volver a trabajar con mis pacientes sabiendo que sus visitas al centro suponen la solución de sus dolencias y la mejora de su calidad de vida y la de sus propietarios me hace afrontar cada día de trabajo con muchas ganas, ilusión y optimismo.

En estos días he podido comprobar, en las consultas de revisión, la mejoría y la resolución de las enfermedades de mis pacientes y la satisfacción de sus propietarios y en las nuevas consultas he podido ayudar a otros tantos propietarios seriamente preocupados por la salud de sus mascotas.

Y eso que esta semana ha sido más corta, ya que abrimos el miércoles, pero han sido días de mucho trabajo y ninguno de ellos he conseguido salir de ADERVET antes de las 10:00 de la noche intentando dejar resuelto, tras las consultas, todo lo que se interrumpió en el periodo vacacional. La organización y preparación es fundamental para poder afrontar la nueva avalancha de trabajo.

Ayer la última consulta acabó a las 21:30. La tarde estaba llena de consultas y no cabía ni un alfiler, pero llegó una urgencia (las urgencias en dermatología son raras, pero algna hay) además de una compañera veterinaria y debo agradecer la comprensión de todos los pacientes y propietarios que tuvieron que esperar más de la cuenta a ser atendidos. Pero definitivamente pudimos atender y dejar satisfechos a todos los que acudieron a visitarnos.

Y lo mejor, lo contentos que vienen a verme mis pacientes, ¡Les encanta venir a ADERVET!

Estamos para ayudar a todos los animales con problemas de piel y siempre os recibiremos con nuestro mayor cariño, profesionalidad y buen hacer. Queremos a los animales y queremos su salud.

lunes, 13 de agosto de 2012

7º Congreso Mundial de Dermatología Veterinaria

Del 25 al 28 de julio tuvo lugar en Vancouver el 7º Congreso Mundial de Dermatología Veterinaria. En tan importante Congreso, estaba ADERVET representado en mi persona, Carmen Lorente, y en la de mi residente Patricia Ruiz. 


Más de 1400 veterinarios, interesados en Dermatología, llegados de todas partes del mundo se han reunido en este Congreso, de España llegamos a esos confines 7. Hasta 8 salas simultáneas de conferencias durante todo el Congreso hacía imposible poder asistir a todas. 

Las salas estaban divididas en programa de formación continuada, programa avanzado, state of the art (o actualidad en la investigación en dermatología), comunicaciones libres, programa de dermatología felina, dermatología equina, dermatología de animales exóticos, seminarios prácticos. 


Os cuento mi elección. Para mí las conferencias comenzaron un día antes con el Congreso de la ISVD, la Sociedad Internacional de Dermatopatología, los mejores dermatopatólogos mundiales se encontraban en el mismo. Era una cita obligada para una dermatóloga, digamos yo, que es capaz de leer biopsias al microscopio. 

Ese mismo día había 4 simposium simultáneos y me escapé a oír una charla sobre nuevas investigaciones en dermatitis atópica que me interesaba mucho. 
El jueves era cuando comenzaba propiamente el 7º Congreso Mundial y durante esos 3 días he ido cambiando de sala según la charla que más me interesaban. Fue complicado elegir a cual charla asistir, ya que simultáneamente había varias que me podían interesar. Pero siempre están los resúmenes! 
Este año mi elección ha estado dominada por la asistencia a las charlas de dermatopatología que había, ya que  es el área en la que es más difícil encontrar un buen programa en otros Congresos. La dermatología al microscopio no es un campo que toquen muchos dermatólogos y es por ello que cuando estas charlas aparecen debo aprovecharlas al máximo. 
También he asistido a charlas avanzadas de oncología (neoplasias) cutánea con extraordinarios ponentes, alguna charla del programa felino, a algunas presentaciones sobre actualidad e investigación en dermatología y hasta a un laboratorio. 


En el Congreso aprovechamos para hacer las reuniones de las Sociedades, así que también asistí a las reuniones del ECVD (European College of Veterinary Dermatology), de la ESVD (European Society of Veterinary Dermtology) y de la ISVD (international Society of Veterinary Dermatology). 

E incluso acepté gustosamente la invitación que los amigos dermatólogos de América latina me hicieron para asistir a la reunión de su recién creada Asociación. Para mí fue un honor ser invitada a la misma.  


Otro foro obligado es dar una vuelta por la exposición comercial donde los laboratorios muestran todas las novedades en productos y medicamentos para la salud de los animales.


Cómo veis el tiempo se nos estira en estos Congresos, son unos días muy intensos y agotadores, aunque muy satisfactorios, sobretodo cuando el Congreso tiene la calidad científica y la perfecta organización de este. 

Y hay una  cosa más en estos Congresos 

Los Congresos son un foro social muy importante y he podido conversar con mis grandes amigos de la dermatología en nuestra cita obligada anual desde hace ya muchos años. También he podido poner cara a otros amigos y excelentes dermatólogos de los confines más alejados del planeta, a los que conocía gracias al fantástico mundo del internet. 
Porque los grandes de la dermatología nos movemos en los mismos círculos y conectamos activamente a través de internet realizando reuniones virtuales donde comentamos muchos casos, nuevas terapias, nuevos diagnósticos, nuevas enfermedades etc 

Y todo ello por la salud y el bienestar de nuestros pacientes y sus propietarios!
La dermatología bien hecha es un arte y la dedicación y la formación es parte constante de nuestro hacer.